El famoso antivirus Avast ha realizado una investigación exhaustiva sobre una campaña de estafa premium llamada UltimaSMS.  Esta campaña consistía en aplicaciones que se podían descargar desde Google Play Store.

Y, una vez instaladas, estas apps pedían información para suscribirse a un servicio premium que podía costar hasta 40 dólares al mes.

La investigación descubrió 151 aplicaciones vinculadas a la campaña de estafa, siendo la primera que se detectó Ultima Keyboard 3D Pro, la cual dio nombre a la investigación. Aquí os dejamos la lista oficial de apps corruptas según Avast.

En total, los usuarios descargaron las aplicaciones fraudulentas más de 10,5 millones de veces en más de 80 países, incluido Estados Unidos (con 170.000 descargas).

Google ya ha prohibido las 151 apps señaladas por Avast en la Play Store, pero no tiene la capacidad de desinstalarlas del dispositivo del usuario, por lo que es trabajo ahora de los clientes el borrarlas de sus smartphones y tablets.

Disfrazadas de teclados personalizados, escáneres de códigos QR, bloqueadores de llamadas de spam, filtros de cámara y juegos, estas aplicaciones comprobarían la ubicación del teléfono, el IMEI y el número de teléfono para determinar el código de área del país y el idioma que debe utilizarse para la estafa.